Comprar acciones de Société Générale: Guía completa

Al comprar acciones de Société Générale no solo estamos adquiriendo títulos de uno de los bancos más esenciales y viejos de Francia. También se trata de una de las principales compañías de servicios financieros en el campo europeo.

Podemos estimar por consiguiente que, efectivamente, los títulos de Société Générale son parte de las mejores acciones de Europa .

Índice

¿Dónde adquirir acciones Société Générale?

Cuando el inversor quiere comprar acciones bancarias como Société Générale se va a localizar con diferentes posibilidades. La más tradicional puede ser adquirir las acciones al contado.

Para invertir de este modo es preciso operar a través de una plataforma de Trading: debe encontrarse regulada, ser fiable y cumplir las normativas en vigor. eToro es indudablemente una buena elección por el hecho de que cumple con todas esas cuestiones, y además de esto ofrece valores añadidos.

Se trata de un broker on-line que lleva operando más de una década. Ofrece una plataforma web muy cómoda para la operativa, muy intuitivo y fácil de utilizar. Da lo mismo el perfil del inversor porque todas y cada una de las operaciones resultan cómodas y sencillas. Esta plataforma se ha hecho un hueco de mercado muy importante alcanzando una gran cantidad de países y millones de usuarios en todo el mundo.

Haga click aquí para adquirir acciones Societe Generale con eToro

Qué es Société Générale

Como indicábamos anteriormente al comprar acciones Société Générale estamos adquiriendo constituye una de las primordiales empresas francesas dentro de los servicios financieros. Tiene una expansión extensa en el ámbito europeo por lo que también podemos considerar sus títulos como parte de las mejores acciones europeas. Si bien con matices por la trayectoria de las últimas décadas de esta entidad.

Su sede central se halla radicada en la ciudad de París . Posee dos divisiones fundamentales dentro de la compañía. Por una parte la banca de inversión, derivados financieros. Por otro lado muy expandida tanto en Francia como en Europa del este, la banca comercial. Es uno de los bancos franceses más veteranos, y por extensión uno de los decanos de la banca europea.

Se considera en todos los sentidos uno de los primordiales actores del mercado financiero francés . Dentro de las primordiales líneas de acción que ya hemos citado, aparecen ramas que componen un modelo de negocio amplio. Por poner un ejemplo la relevancia que la banca comercial posee en Francia es amplísima. También tiene una gran presencia en la banca on-line. Mas estas no son sus únicas actividades ya que resalta en administración de activos, aseguramiento y banca de financiación e inversión.

La compañía opera en más de 70 países y cuenta con decenas de miles de empleados. Sus acciones son parte del CAC40 . Se le considera como uno de los 5 principales bancos europeos por beneficio y de una de las principales empresas por capitalización de mercado.

Adquirir acciones Société Générale: historia

En el trasfondo histórico comprar acciones de Société Générale nos lleva a un banco centenario. Uno de los veteranos de la industria financiera europea. Durante dólares americanos sus primeras décadas el banco se afianza como referente en su país, con una vocación importante de expansión.

Será en todo caso desde el fin de la Segunda Guerra Mundial cuando paulatinamente aumente más su crecimiento. En el año 1945 la entidad fue nacionalizada. El crecimiento de la entidad fue paralelo a la recuperación económica del país. A fines de los años 60, las modificaciones del sistema bancario del país, al lado de la aparición de un amplio mercado hipotecario, modifican definitivamente el rumbo de la entidad.

Siguen años de desarrollo enfocados tanto a la expansión de la entidad internacionalmente como a una dedicación importante al desarrollo tecnológico . No en vano se trata de una de las entidades que a lo largo del siglo XX se consideraba parte de la cabeza de la innovación en el campo financiero . A lo largo de esos años hasta el comienzo del siglo XXI, la entidad combinó el crecimiento orgánico con una política de adquisiciones que le llevó a un mayor desarrollo y expansión.

Los inicios del siglo XXI también son asimismo para la entidad momentos de crecimiento combinado, entre el orgánico y las adquisiciones. En estos movimientos con ciertos descalabros como la imposibilidad de adquirir Paribas , que finalmente fue adquirida por BNP .

El caso de Jérôme Kerviel

Uno de los instantes más complicado para las acciones de Société Générale tiene que ver con un nombre propio Jérôme Kerviel. Este Trader empleado por la entidad, llevó a cabo una serie de operaciones durante el año 2007 que supusieron a la postre una pérdida millonaria a la entidad.

Técnicamente la historia oficial dice que las autoridades de la compañía descubrieron este descalabro, que pudo ser superior a los 4900 millones de euros, justo a la par que explotaba todo el sistema bancario por la crisis de las hipotecas basura en U.S.A.. La afectación que esto supuso a la compañía, multiplicó el efecto de lo que ya suponía el impacto de la crisis del sistema bancario. Se prosigue considerando como el mayor desajuste provocado por una única persona en una entidad financiera .

Adquirir acciones Société Générale: evolución de mercado

En las dos últimas décadas hemos conocido una evolución dispar de las acciones de Société y nbsp;Générale . El impulso de crecimiento comenzado con el cambio de siglo se fue plasmando en un incremento del valor de la compañía sostenido que alcanza su pico máximo en la primavera de 2007 . En ese momento el valor de la acción sube hasta un máximo histórico de 155,70 euros en el mes de mayo.

Posteriormente, tras el estallido de la crisis del sistema bancario, agravado en el caso de la entidad por el fraude atribuido a Jérôme Kerviel , las acciones caerían en picado así en 2009 el valor del título alcanzaría un mínimo de 23,37 euros . La pérdida de valor de un par de años fue demoledora.

Sin embargo, este no es el mínimo histórico alcanzado en la última dólares americanos década. En el año 2011, coincidiendo con los graves problemas estructurales por los que atravesó la entidad, el precio de la acción volvió a desplomarse tras una restauración ligera los años precedentes. En este caso la acción bajó a los 15,83 euros en el mes de noviembre de 2011.

Otras acciones Francesas a tener en cuenta

Además de comprar acciones Société Générale existen otras acciones francesas interesantes que podemos incluir en las mejores acciones para 2020. Si bien en todos los casos debemos aplicar el matiz de la crisis del coronavirus y sus consecuencias.

Comprar acciones de AXA es invertir en uno de los principales grupos aseguradores del mundo, además de una de las principales acciones francesas.

Por su parte, comprar acciones Airbus supone acercarse a una de las principales corporaciones industriales del país. Esta compañía centra su actividad primordialmente en los servicios y soluciones aeroespaciales. Se trata de una compañía referente a nivel internacional.

Otra opción es la posibilidad de comprar acciones Michelin . Esta es una de las primordiales acciones dentro de la Bolsa de la ciudad de París donde se estima que es uno de los primordiales dinamizadores del índice CAC 40. Es empresa líder de su sector en mercados tan potentes como el chino.

Conclusión

Al adquirir acciones Société Générale estamos adquiriendo los títulos de una entidad histórica. Se trata de uno de los primordiales bancos franceses y un proveedor de servicios financieros internacional con una fuerte implantación en Europa.

A pesar de haber conocido instantes brillantes de valor, la entidad ha encajado parcialmente peor que otras la recuperación de la crisis del sistema bancario. Hay que rememorar que a la crisis desencadenada a finales de la primera década Société Générale sumó una crisis propia. Se trata del fraude atribuido a Jérôme Kerviel que, en los cálculos que hoy en día se manejan, le supuso a la entidad unas pérdidas próximas a los 5000 millones de euros.

El desempeño del valor de los títulos de esta compañía ha sido desigual desde ese momento aunque con tendencia a la baja . Los periodos de recuperación han sido relativamente breves, con otro golpe notable a su valor en el año 2011. No se puede estimar una acción infravalorada, aunque, cabe un margen de recuperación tras la crisis del coronavirus relativamente amplio con respecto a la evolución anterior.

No obstante, en un instante como el actual invertir en acciones Société Générale puede visualizarse como una opción de revalorización futura. Si se desea una especulación más a corto tal vez lo conveniente sea emplear los contratos por diferencia en plataformas de Trading reguladas y confiables como eToro .

Plataforma: etoro
Depósito min.: 50€
Licencia: Cysec
España: ✅ Latinoamérica: ✅
  • Copy Trading
  • Simple E intuitivo
  • ➥ Empieza

    Preguntas Usuales

    ¿Es buen momento para comprar acciones Société Genéralé?

    Las acciones de Société Générale tuvieron una ligera restauración a principios de 2020. Sin embargo, desde entonces están bajando de precio salvo una pequeña restauración en el mes de mayo. Esta recuperación, en el instante de redactar estas líneas se ha vuelto a perder tras el anuncio de las pérdidas del primer trimestre ubicadas en torno a los 365 millones de euros. Si bien se considera que la acción tiene capacidad de crecimiento ya que se ubica en entornos históricos muy bajos, tal vez sea más interesante elucubrar sobre sus movimientos a corto plazo. Para esto podemos utilizar los CFD.

    ¿De qué forma comprar acciones Société Genéralé?

    Una opción es adquirir las acciones de Société Générale de manera directa como opción al contado. En este caso tenemos que asumir los gastos y comisiones derivadas. Por otro lado obtenemos rentabilidad si la acción se revaloriza (y la vendemos) o si abona dividendo. Evidentemente la pérdida de valor de la acción se traduce en pérdida de capital para nosotros. Otra opción es invertir mediante contratos por diferencia. En este caso la acción pasa a tomarse como referencia en cuanto su movimiento de mercado. Se establece una predicción por la parte del inversor sobre la evolución alcista o bajista. Si se acierta la predicción se gana la diferencia entre el precio de entrada y salida. Si la predicción es errónea se pierde la misma cantidad.